Conocimientos lumínicos

Futuro del comercio minorista

 

El mundo cambia cada vez más rápido. Y con él también el comercio minorista, y nosotros mismos. Podemos preguntarnos qué nos deparará el futuro para poder reaccionar a ello adecuadamente. Pero también podemos colocarnos a la cabeza del cambio constante y convertirnos en visionarios. Eso nos permite aceptar el cambio, impulsarlo y determinarlo. Juntos damos forma al futuro del comercio minorista.

Densificación urbana y creciente digitalización. Un cambio ético en nuestra mentalidad caracterizado por un mayor afán de sostenibilidad y un consumo responsable. El deseo ardiente de nuevas experiencias en lugar de los clásicos símbolos de estatus. La voluntad de sentir lo auténtico y dejarse fascinar por ello, experimentar lo peculiar y disfrutar de lo realmente especial. 

Nosotros comprendemos estas tendencias y su importancia para el futuro. El audaz concepto de Shared Spaces demuestra cómo se redefine el espacio y cómo las ideas integradoras dan lugar a sinergias y experiencias únicas.

Juntas, las áreas de moda, alimentación, belleza y movilidad hacen todo esto posible. ¿Cómo? Difuminando los límites, redefiniendo conjuntamente las perspectivas temáticas y creando el caldo de cultivo necesario para que las ideas innovadoras vuelvan a florecer.

Transparencia, fluidez y flexibilidad no solo a nivel de pensamiento, sino también al proyectar los establecimientos. Esto es lo que determinará el futuro del comercio.

Quien desee seguir gozando de éxito comercial deberá ser capaz de crear nuevas experiencias. Este principio determina claramente los profundos cambios que se están produciendo en el sector. La densificación urbana y la digitalización, junto con el creciente comercio electrónico y el cambio de comportamiento de los consumidores, plantean desafíos importantes para el comercio minorista. Sin embargo, allá donde reina la incertidumbre debemos tener el valor suficiente para aprovechar la gran libertad para generar nuevas ideas. Una de ellas es la filosofía holística de los espacios compartidos, los Shared Spaces. La fusión innovadora de diversos sectores: tanto a nivel físico como de contenido.

El carácter peculiar de esta simbiosis no es algo que se logre con la mera comparación de productos y funciones: tomando como ejemplo los sectores de la moda, la alimentación, la belleza y la movilidad presentamos lo que puede ocurrir cuando se generan nuevas ideas basadas en la apertura y la fusión, y mostramos ejemplos sobre cómo el comercio puede crear momentos suprasensoriales que despierten nuestros sentidos. El gusto y el olfato, la vista y el tacto. Respaldados por una iluminación personalizable y divisiones de espacio modificables. Transparencia, fluidez y flexibilidad no solo a nivel de pensamiento, sino también al proyectar los establecimientos. Esto es lo que determinará el futuro del comercio.